τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

domingo, 4 de octubre de 2009

88 de Mammoth '09. Apagados o fuera de cobertura


La pareja de dos.

No pudo ser. A veces, las circunstancias nos marcan el destino para bien o para mal. Una aceptable puesta a punto de tu cuerpo, un recorrido divertido con una altimetría tolerable, y un día para disfrutar de la naturaleza, no son argumentos suficientes para que todas las ilusiones se plasmen en la realidad tal y como las hemos dibujado en nuestra cabeza. Estamos a merced de tantos imprevistos que podemos pensar que la carrera perfecta no existe. Ni existirá.

Posicionados en meta.

Pesa la responsabilidad de llevar este maillot...


Ayer tocó una nueva prueba de ello. Se celebraba en Bustarviejo los 88 de Mammoth 09, una carrera por parejas que tiene un buen puñado de alicientes y una meritoria puesta en escena. Mi pareja de este año es Edu “Frenetikow”, una bestia parda en esto de dar pedales que ha llegado a situarse en una clasificación final de una maratón ciclista entre los 35 mejores (Karacol 08). Mucha tela. Buena pareja, sin duda. Por ello, y ante mi digna clasificación en la Maratón de Sierra Morena la semana pasada, tenía puestas muchas esperanzas en hacer un papel destacado en los 88 de este año. ¿Qué es un papel destacado? Digamos que entrar entre las 50 primeras parejas, más o menos.

Subiendo el Medio Celemín.

Nos citamos en Bustarviejo a las 7:15am para recoger dorsales, montar las máquinas y tener un tiempo previo para estirar las piernas antes de la salida. El madrugón ha sido de los que hacen afición. O más bien de los que te la quitan. El día, veraniego, iba a acompañar, solo quedaba que respondieran las máquinas. Las mecánicas y las humanas.



Primeras trialeras... primeros síntomas de que hoy algo no iba...

A las 9:00 se da la salida neutralizada, y a las 9:10, el alcalde de Bustarviejo pega el pistoletazo de salida a los 88 de Mammoth de 2009. Nuestra posición dentro del pelotón (unas 320 parejas) es bastante buena y comenzamos a rodar entre el primer tercio de los participantes. La subida al Medio Celemín la hacemos a buen ritmo aunque intentando mantener la cabeza fría por la kilometrada que nos queda por delante.

Después de una zona de senderos bastante divertida se presentaba la bajada hasta la Garganta de los Montes, lugar del primer avituallamiento. La falta de agua durante el verano tiene el campo más que seco, reseco, y en las zonas de bajadas se concentraba una enorme acumulación de polvo que hacía difícil la visibilidad. En estos tramos soy de los que pienso en ir varios puntos por debajo del límite para evitar caídas, sabiendo, además, que bajar no es uno de mis puntos fuertes (soy bastante miedosillo).





Vamos bien, muy bien, diría. Estaremos entre las 25 o 30 primeras parejas y rodando a bloque sin distanciarnos de nuestros predecesores. Pero de pronto veo a Edu, que iba tres o cuatro unidades por delante, echándose a un lado en plena bajada y maldiciendo en arameo. Reventón en la rueda delantera. La mala visibilidad le había hecho comerse un pedrolo. Me paro a su lado, y mientras desmonta la rueda veo con frustración como nos pasan, una tras otra, todas las bicis que caben en el espacio de los 10 minutos que estuvimos parados. Menos mal que llevaba bombonas de aire comprimido y pudimos aligerar el hinchado de la cámara.

Sendereando.

Cerca del Robledal de Canencia.

Esto nos ocurrió en el km 20 más o menos, así que todavía quedaba mucha carrera. En el primer avituallamiento paramos unos 5 minutos a reponer líquidos y comer algo de melón y plátanos. Teníamos que afrontar una zona más o menos llana por las Dehesas de Canencia donde se puede rodar a plato y se disfruta de la Sierra de Hontanar a la derecha de la marcha y de la sierra de Canencia a la izquierda.

Comienza la subida a Canencia.





Próximo destino: Alto de Canencia. Antes de iniciar la subida hacia Cabeza de Braña, pasamos por un espectacular robledal que bien merece haber sido inspiración de las mejores obras literarias. En este tramo tuve la sensación momentánea de haber pinchado, pero fue una falsa alarma. Atravesada la carretera que se dirige al Pto de Canencia, nos metemos en una pista que trepa sin miramientos por la montaña desde el primer momento con elevados porcentajes. Estaremos sobre el km.43 y en las primeras rampas me doy cuenta de que algo no funcionaba bien. La conexión con mi pareja comienza a perder cobertura. Como es una subida larga, animo a Edu a que no se cebe en la ascensión y que vaya a un ritmo cómodo. Yo decido subir al mío ya que mi compañero iba en grupo, y además, así no le haría esperar en la bajada por el GR10.1. Habremos caído hasta la mitad del pelotón, pero todavía tenía esperanzas de mejorar el tiempo que hice con Juanma el año pasado.

Final del GR10.1

En el pedregal de Canencia a Bustarviejo, lo de siempre. Algunos tapones, pero se bajó más o menos ágil. Terminado este via crucis de piedras, espero a mi socio, con quien continúo hasta el segundo avituallamiento. Desde este punto, comenzamos a bajar enlazando senderos y trialeras dirección Miraflores, primero y Navalafuente y Valdemanco, después.

Da gusto ver bajar a este tío.

El maestro Peguero haciendo de las suyas.
Último avituallamiento.

En el km. 68, a unos 18 kilómetros del final, tras el tercer avituallamiento, la falta de cobertura se transforma en “teléfono apagado”. En esta parte del recorrido ha habido cambios con respecto al año pasado, más kilómetros de senderos, pero también una subida final a la Cañada Real y a Bustarviejo que se han hecho muy duros. Mi compañero estaba seco, y en vez de ir esperándole cada poco, preferí que fuera a su ritmo sin agobiarse por mi presencia, así que, de mutuo acuerdo, le “abandoné” a su suerte. En estos kms pongo un ritmo más o menos fuerte que me permite ir adelantando a montones de ciclistas que pedaleaban con el último aliento y, ya a escasos metros de la meta, me paro a esperar de nuevo la cobertura de ese pedazo de móvil que hoy, por circunstancias, no ha funcionado como debiera.

“Ahí llega Edu”, “venga, que ya está hecho compañero”, y entramos en meta en la posición 154 con un más que discreto tiempo de 6h48:57. Al final Terminaron 194 parejas de las 320 inscritas, lo cual me parece una sangría de abandonos tremenda, aunque es verdad que el terreno causó estragos con los pinchazos, y hubo otros cuantos que rompieron la cadena por el maltrato al cambio. Es lo que ha tenido este recorrido de 87 kms y 2000 metros de acumulado que ha hecho las delicias de todos nosotros y en el que, sin duda, vives la marcha desde un punto de vista más solidario, ya que sin pareja no hay meta.

Acabado el maratón, terminado el sufrimiento.

El mayor trofeo, las felicitaciones de mi hijo y mi mujer. Ellos si que son sufridores!!!

Verificando pasos de control y tiempos.

Sea por lo que fuere, quiero dar ánimos a mi compañero al que las fuerzas le abandonaron por un día y sufrió lo indecible por llegar al final. Otro en su lugar hubiera abandonado seguro, pero, Edu, como buen gladiador que es, apretó los dientes y completó la maratón como un verdadero campeón. Habrá días de mayor gloria, compañero, pero seguro que no de tanto sufrimiento.

Recorrido y perfil.



En meta nos encontramos con Peguero y su compañero Eduardo que terminaron en la posición 50 con un pedazo de tiempo (5h41:36). Olé Mr. Peguero. Has impartido otra lección más de sabiduría en esto del Mountain Bike. Sabes que la próxima será el último fin de semana de mayo del año próximo donde tú y yo sabemos, jajaja!

También estaban por allí, Bruna y su hermano que le echaron agallas a la cuestión, y tras una semana con gripes, gastroenteritis y demás miserias víricas consiguieron terminar en la posición 189 con 7h35:15.

A todos enhorabuena y un fuerte abrazo. Nos vemos en la próxima…

Es justo destacar también la labor de la organización -en especial en el trabajo de señalización del recorrido- y la de los voluntarios que participaron y ofrecieron toda su dedicación para que quedara una marcha perfecta. Un 10.

17 comentarios:

calviniano dijo...

Joe, sí que tiene que haber sido dura para dejar a Edu así de atrapado. Enhorabuena por acabarla.
Nos vemos el 18 (en la salida, jajaja)

Anónimo dijo...

Algunas veces no te salen las cosas como más o menos preves. Ni por asomo me pensé que podía hacer el tiempo que hicimos. Tengo la sensación de que el desarrollo de las carreras o las marchas están siempre condicionadas por una cuestión mental, además de lo que hayas hecho los días anteriores: las comidas, el descanso, la hidratación...en definitiva los preparativos de la actividad. Esas cuestiones me las suelo tomar muy en serio y generalmente me han dado unos resultados aceptables.
Seguro que la próxima ira mejor.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba decir quien soy.

Peguero

Anónimo dijo...

Buenas,
Muy buena crónica Pablo, ahora que se como se escribe aquí, lo haré más a menudo jejeje

Pues si, al final llegamos, que visto la cantidad de abandonos no está mal. Estoy poniendo una crónica por BZ, de esas interminables por capítulos que me marco de vez en cuando jeejej. Cuando acabe la pondré también por FB

Hay veces que las piernas van o no van y que se peta cuando menos se espera. Yo llegué enterísimo y siempre me quedaré con la duda de que hubiera podido hacer si hubiera ido más fuerte...o lo mismo hubiese sido peor...nunca se sabe.

Nos vemos el 18...en la salida jeje

Saludos,

Bruna

Noe dijo...

Nen, ya sabes que algunas veces, la cabeza y el cuerpo se separan y van por caminos diferentes, metaforicamente hablando por supuesto porque si no, estariamos hablando de una decaptacion, juas juas juas
No, ahora en serio,mira el Soplao 2009, tan mentalizada y tan preparada que iba y me salio todo al reves... y luego despues, me han salido rutas buenisimas, a las cuales no habia dado tanta importancia ni preparacion (Terra de Remences, QH y Volta a Cerdanya).
Esas cosas pasan. Pero no vivimos de ello y hay que saber disfrutar tambien yendo mal, porque acabar en esas condiciones ya es una vitoria.
Un abrazo. Nos vemos en el Soplao 2010.

pablo.bk dijo...

Hey Víctor, ya no os queda nada para la Euskadi Extream, vaya envidia que dáis.

Máster, no hace falta que te identifiques, tus sabias palabras solo pueden pertenecer a una persona. Enhorabuena por la carrera de ayer. No te sorprendas del tiempo, estás hecho una máquina!

Bruna, qure pena que no nos viéramos antes, sólo nos dio tiempo a saludarnos. A ver si en la Karacol podemos comer todos juntos.

Noe, nos veremos en el Soplao 2010. Allí espero que te salga una carrera más a tu gusto que la del año pasado. Si es así vas a llegar con un tiempo por debajo de las 10 horas, así que igual me intento enganchar a tu rueda. Suerte!!!

Efectivamente, cuando las cosas no salen como uno tiene previsto hay que disfrutar de igual forma aunque sufriendo un poco más, jejeje!

Juanma dijo...

Buenas crónica Pablo!
Parece que los 88 se atragantan. El año pasado fuí yo al que tuviste que esperar y este año a Edu. Creo que para el que viene deberías proponérselo a Mancebo, jejeje.
De todas formas, todos tenemos días buenos y otros no tan buenos. Enhorabuena por terminarla, ya que incluso hay muchos que ni siquiera lo intentan.
Nos vemos el 18 en Karacol, (en la salida y espero que nos esperes en la llegada para comer!!!)

Por cierto Maestro Peguero, este año ya tenemos reservada una plaza para tí en el soplao 2010, no nos falles!

Un abrazo fuerte.

MTBCANTABRIA dijo...

Estoy seguro que a pesar del sufrumiento... ¡¡disfrutasteis!!
¿A que si?

Una pregunta: subiendo a plato... ¿se ve el paisaje?, ja,ja...

Hasta pronto campeones!!!

biker101 dijo...

Pablo enhorabuena por acabar esa durisima maratón,esas cosas pasan en elciclismo lo importante es seguir disfrutando de el, y como bien dices no hay mejor trofeo que el abrazo de tu hijo con la satisfacción de haber acabado una prueba tan dura.
Por cierto donde es esa de mayo?

Como veo que te pasas por aqui mi enhorabuena a titambien Luis.

Eduardo dijo...

Bueno, vamos a aclarar las cosas, que veo que esto se tuerce.

El pajarón del siglo le pegó al compañero de equipo de pablo, es decir, a un servidor, jamás una pájara me hizo poner pie a tierra y ésta iba a ser la excepción, fue la madre de las pájaras y a falta de 20 kms de meta ya no me quedaban reservas ni fuerzas en el cuerpo, a pesar de ello todavía restaban unos cientos de metros de desnivel hasta meta lo que hizo que padeciera como nunca antes lo había hecho sobre una bicicleta y en ésta ocasión también arrastrándome con ella.

Una imagen que no olvidaré sera el espectacular recorrido -que memoricé para repertirlo cualquier día-, tampoco podré olvidar las palabras de ánimo de mi compañero de fatigas y las de todos los bikers que me empujaban con sus ánimos para únicamente poder terminar.

Sin duda, todo un triunfo para mí poder haber acabado y una lección más aprendida después de ver cómo se sucedieron los acontecimientos.

Pablo, la crónica magistral pero tienes mi beneplácito para narrar lo que vistes. Es decir un tipo sufriendo hasta la extenuación para intentar simplemente terminar una bonita y dura prueba. Lástima que en ésta ocasión no pudiera acompañar tu buen momento. A pesar de todo me alegro por los dos por el buen día que pasamos y por poder compartir de nuevo otra batalla juntos.

¡Un fuerte abrazo campeón!

pablo.bk dijo...

Edu, habrá revancha el año que viene... Lo de la pájara del domingo nos pudo pasar a cualquiera, y como bien dices, dejando de lado tiempos, posiciones y demás "mandangas" (con la boca prqueña, jeje), pasamos un día de bici genial.
Un fuerte abrazo y a disfrutar en Euskadi!!!

Clara dijo...

En ocasiones creemos estar preparados para cualquier cosa y mas si lo que nos proponen se realiza encima de la bici, verdad? Nos dejamos enredar con ilusión y fuerza, pero cuando estamos en el recorrido y vemos que es mas duro de lo que imaginamos, es cuando pensamos, que cojones hago aqui....Pero tambien sale esa fuerza interior que nos hace continuar, uniendo las palabras de animo de nuestro compañero y entre ambos se finaliza el camino con dolor y orgullo...Felicidades

oscar dijo...

Tio pues me fije muy bien en los maillot de la Pedals! pero no te reconocí!!
La ruta fue dura, por lo que contáis y además divertida con senderos que eso también importa.

Menos mal que llega el invierno y pararemos un poquito, o no ? jeje!!

Anónimo dijo...

¿Parar en invierno?
Es ahora cuando comienza el calendario de salidas de mi club.

Peguero

pablo.bk dijo...

Clara, con permiso de tu novio, quieres ser mi pareja para el año que viene??? No serás la primera que me dice que no, pero ... Anímate, que igual subimos al pódium y todo en parejas mixtas!!!

El maillot de la Pedals que llevábamos Edu y yo era blanco y negro, pero me fijé que había otro participante con otro azul y blanco... En qué puesto andabas tú?

Luis, tengo unas ganas de finiquitar esta temporada que no te imaginas. Ahora descansito, rutas domingueras y en diciembre parón. Volveremos en enero para dar guerra a partir de mayo, jejeje...

FER dijo...

Hola Pablo me dijo el maestro peguero quien eras pero estuve en meta un poco liado y dejo pendiente saludarte en la próxima.
Enhorabuena a ti y a tu pareja por la maratón de los 88, era exigente y merecía la pena el esfuerzo por terminarla.

Saludos. Madmax

Jose Feria dijo...

Eso eso Pablo, descansa ahora en el periodo invernal para recargar las pilas.
Yo a partir de ahora, solo rutas disfrutonas que ya habrá tiempo en enero de empezar la pretemporada previa al Soplao...

Edu, estas son las cosas de las carreras, pinchazos, agotamientos, síntoma que puede avisarte de un sobreentrenamiento y es que no me extrañaría porque lo raro es verte sin bici.

Un abrazo desde la tierra de califas.