τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

domingo, 3 de abril de 2011

Canencia 'Norte y Sur'

En la línea de las salidas más o menos maratonianas programadas en esta época del año con vistas a conocer y reconocer el sufrimiento encima de la bici durante unas cuantas horas, estaba ésta ruta: Salida desde casita (así contribuimos a no contaminar), carril bici hasta Soto del Real (ya le tengo hecho surco), carretera hasta Miraflores (vía con abundante tráfico de domingo) y elección de puerto (en este caso Canencia) para terminar en el Valle de Lozoya y en la localidad que lleva el mismo nombre del puerto que da título a esta entrada.

El Puerto de Canencia no tiene una longitud ni desnivel destacable, siendo bastante llevadero en todos sus tramos, salvando la parte final de las dos vertientes que alcanzan mayores porcentajes.

Y como había que regresar a casa, pues lo subido por el sur tocaba bajarlo, y lo bajado por el norte había que subirlo. No es que la famosa población de la serranía de Guadarrama haya entrado en un cisma de secesión, ni que tenga nada que ver con la famosa serie de TV que se emitió en 1985 y que protagonizaba Patrick Swayze, sino que, simplemente, se trataba del objetivo para este domingo encima de la flaca: las dos vertientes del puerto de Canencia (Norte y Sur) saliendo desde casita.


La rutita, que poco o nada tiene de destacable sino el kilometraje final y las dos asecensiones al maravilloso puerto, tuvo ingredientes que pusieron ajo y perejil al devenir de las seis horas que estuve pedaleando en pos del objetivo.

La Fuente del alto de Canencia. Sobran las palabras.

Por un lado, el agarrotamiento en las piernas después de la ruta con la MTB del sábado por la Casa de Campo con 60 kms donde estuve practicando el recorrido del pasado Open de España (por pura envidia cochina, jejeje), incluída unas cuantas veces la subida del Pino. Tremendo.

Los parajes de esta zona esconden rincones impresionantes y mágicos. Casi es delito no pararse a hacer fotos después de cada revuelta.

Y por otro, el regateo que me hizo la climatología el mismo domingo. Me hizo pensar hasta donde ya no había vuelta atrás que no iba a llover, soltándome el diluvio universal en la 2ª subida al alto de Canencia y la posterior bajada por la vertiente sur. Hasta que no llegué a Miraflores y volé hasta Soto del Real de vuelta no paró de escupir agua una nube negra como el carbón que llevaba encima. Descenso peliagudo con un importante dolor de manos al estar tirando de frenos con los guantes empapados y sin ver mas allá de lo que me dejaban los cristales vaporizados de mis gafas. Osea, nada. Vaya momentos.

Desde Soto del Real, ya por el carril bici, dejó de caer agua durante una hora y pico para retomar el aguacero en los últimos 15 kms (justo después de encontrarme con Bruna en Puerta de Hierro. Amigo, dos veces nos hemos visto este fin de semana, y las dos te he pillado encima de la bici, qué tramarás?).

En definitiva, me pude calzar los 161 kms que tenía previstos y que, aunque sin mucho desnivel para la distancia (1.800), me dieron un buen calentón de piernas y endurecieron un poco más el espíritu, que es de lo que se trata, dado el calendario que nos vamos a achuchar esta primavera-verano. Las pulsaciones durante las ascensiones no pasaron del 90% por lo que todavía hay que buscar márgenes de mejora.

El fin de semana que viene, un poco más... y espero que mejor.

5 comentarios:

DACADU dijo...

jodo, y luego dices!! jejej

muy buena ruta, y una kilometrada que nada tiene que envidiar a la mía, lástima de la lluvía, empezó a caer al mediodía, a mi no me pilló de milagro, tuve mucha suerte

dale duro para esas carreritas que tienes en el calendario, que tienen una piiiiinta, yo para más adelante

Joaquin dijo...

Estas hecho un fiera Pablo, que tiemblen las gentes de Osterreich.
Canencia me diras que no pero el último kilómetro si que se hace con el grande ehh, mucho mejor que Morcuera. Hablando de puertos, a mi esta mañana me tocó Navacerrada.
Si te sirve de consuelo, a nosotros en Villa del Prado en la 3ª vuelta nos cayó la mundial también.
La cuesta del Pino la vas a tener grabada a fuego en la cabeza hasta que te lances y te veamos en las parrillas del Open.
POr cierto, igual en Mayo un compi que también viene a Austria y yo nos juntamos para hacer en torno a las 12 horas en bici, te pego un aviso por si las fly ¿vale?
Cuidate crack 1 abrazo.

pablo.bk dijo...

Bueno David, otra vez será, que locuras por ámbas partes veo que no van a faltar.

Joaquín, cada vez que te leo lo del plato grande me da el bajón, de verdda. Quita, quita, bastante que no meto todo el desarrollo.
Mmmm, Navacerrada? A mi ese me espera el domingo, pero por la vertiente norte, ya te contaré...
Qué es eso de las 12 horas en bici?
Estás hecho una auténtica máquina.
Enhorabuena por la posición en Villa del Prado.

Chema Btt dijo...

Pablo, has olvidado comentar el rampón del inicio de Canencia, en las mismas calles de Miraflores. O sea, que además de la kilometrada, también tiene sus cuestecitas esta ruta. Enhorabuena y a seguir progresando.

pablo.bk dijo...

Es verdad Chema, en el gráfico de altimetrías marca hasta un 17%. Además, me tocó hacerlo con toda la boca llena de barrita con lo que la respiración la hacía por las orejas. Me ahogaba, jajaja. Buen apunte!