τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

jueves, 13 de agosto de 2009

Algeciras-Tarifa-Facinas y las sierras del sur de los Alcornocales

Después de darle muchas vueltas al mapa, diseño un embrión de ruta apoyado en los consejos de algunos ciclistas de la zona. No se realmente a lo que me voy a enfrentar, ni en kms ni en desnivel acumulado, ni tampoco conozco el estado de muchos caminos. Desde luego promete ser una buena aventura.

Para ello cuento con un día caluroso y con previsiones de viento fuerte de Levante. Malos compañeros. En especial el segundo. Me levanto pronto porque la familia decide aprovechar mi ausencia para hacer una visita a Gibraltar, donde parece que dan duros a pesetas. A las 9:05 estoy en ruta. Salgo de Algeciras atravesando el Paseo Marítimo dirección Getares para subir “Las Pantallas”. Hoy se me ha atragantado un poco este puerto, no se si el ir pensando en el perro pastor me ha bloqueado las piernas. Estaban las cabras, pero no el perro. Respiro.

Molinos hacia Tarifa.

Durante la subida, me da la sensación de que la rueda trasera va un poco baja así que una vez terminado el puerto decido parar para poner un poco de aire. Pero la bomba no funciona bien y termina desinflándome la cámara. Es el km 11 y ya tengo que echar mano de una de las dos botellas de CO2. Continúo hacia la pista que va por la costa cruzándome con abundante ganado vacuno, en vez de subir el km por carretera hasta el Bujeo. A partir de aquí todo será nuevo.

Voy dirección Tarifa. La referencia es la Torre de Guadalmesí, donde voy a entrar en una zona militar semi abandonada. Ante diversos cruces de pistas y caminos tengo que echar mano del mapa, pero la fortuna me sonríe porque observa que a ese ritmo no termino la ruta ni en una semana. De repente, mientras bajo por un camino pedregoso, aparecen dos bikers que están haciendo el recorrido Tarifa-Algeciras. Me paro y casi les doy el alto. Les planteo la idea de ruta que tengo y me aconsejan alguna variante, a la vez que me ayudan a solucionar algunas dudas sobre el camino de regreso. Se conocen toda esta zona como la palma de su mano, así que la información que me proporcionan es de un valor incalculable.

La Torre de Guadalmesí.

Cala desierta.

Pista directa a Tarifa.



Ruinas militares.

Tras el asalto y la amena charla, seguimos nuestros respectivos caminos. Yo doy con la Torre sin problemas, y de ésta a Tarifa pedaleo por la estupenda pista militar, aunque para entrar en la población tuve que sortear algún que otro error de cálculo. A lo largo de todo este recorrido voy paralelo al mar, del que me separan escasos 20 metros. Paso por dos o tres calas desiertas y compruebo como las formaciones rocosas han creado kilómetros de piscinas naturales. “Increíble estar rodando por aquí”, me digo emocionado.

Después de 40 kms, llego a Tarifa, donde me mezclo con el turisteo mientras me dirijo, dentro de la localidad, a Punta Europa. Este es un lugar emblemático ya que se trata del pedazo de tierra más meridional de Europa, y caer aquí con mi “gordita” tiene un valor simbólico incuestionable. El mar tiene un color turquesa que invita al baño perpetuo, pero decido salir hacia el centro de Tarifa ya que el Levante arreciaba con fuerza.

Tarifa a la vista.

Después de pasar junto a la Puerta Principal de la “Noble, Leal y Heroica ciudad de Tarifa, ganada a los moros reinando Sancho IV El Bravo en 21 de septiembre de 1292” como reza la placa, inicio la salida por la avenida principal, donde son infinitas las tiendas y escuelas dedicadas al surf, kate y windsurf. Si estos deportes se benefician del viento como motor para volar de una u otra forma por encima de las olas del mar, el que me ocupa a mí tiene al dios Eolo como uno de sus peores enemigos, y hoy lo iba a comprobar como nunca o he hecho antes.

En Punta Europa.

La Puerta a la ilustre ciudad.

Una vez en la carretera general, km.83 de lo que en verdad es la Cañada Real de Algeciras, Tarifa y Medina Sidonia, voy en busca del km 74 para salir a la pista que me llevará al Puerto de Fates. “Cómete una barrita antes de empezar a subirlo, es duro, duro”, me avisaron mis dos informadores kilómetros atrás.

Comienzo a rodar por la carretera tranquilo, a unos 30 kms/h. Pero enseguida me doy cuenta de que con el viento de cola, las piernas me piden que baje piñones, lo que se traduce en viajar a 40 kms/h durante unos buenos kms. Tras parar en una farmacia para asegurarme con el mancebo de turno de lo que estaba haciendo, llego al km 74. Al salirme de la carretera avanzo unos metros hasta una especie de cabaña de paja donde había un obrero sentado a la sombra. “¿Por aquí se sube al puerto de Fates?, le pregunto. “Sí, por ahí arriba, pero no se puede pasar”, me responde. Me quedo atónito y pido explicaciones al hombre, que al verme tan contrariado, me hace ver que como me deje pasar, puede que él sea quien pase... pero a engrosar las listas del paro. “Entiéndeme, hay una obra ahí arriba con maquinaria pesada. Están cambiando los molinos por unos más grandes y las grúas trabajan sin mucha estabilidad. Antes de ayer volcó una”.

Viendo que iba a tener que variar el itinerario me preocupo por sacar el mapa y ver qué es lo más conveniente, si echar marcha atrás hasta el km 78 donde sale una pista que enlaza con el GR7, y de allí hasta Facinas, o seguir por la carretera hasta el km 68 para llegar a este pueblo.

Decido seguir avanzando ya que retroceder es de cobardes, jeje. “Ya intentaré la variante del Puerto de Fates en otra ocasión”. A las 13:00 estaba entrando en Facinas después de salvar un último km angustioso por la pendiente. Llevo 60 kms y 3:05h de pedaleo. En teoría esta es la parte más fácil de la ruta porque, salvo los 25 kms de costa, el resto lo conozco bien. Ahora empieza la aventura.

Parque Eólico "Demencial" camino Zahara de los Atunes.

Pero antes de que esto suceda, decido comerme el bocadillo de chorizo que llevo en la mochila y comprar un litro de agua helada para cambiarla por los caldos del bidón y el Camel. Facinas es un bonito pueblo a mitad de camino entre Tarifa y Zahara de los Atunes. Está construído de blanco inmaculado en la ladera este de la Sierra de Fates, y sirve, tal como se anuncia en su entrada, como puerta sur del Parque de los Alcornocales.

Dando parte al almirantazgo.

Facinas.

Una vez que las fuerzas se han repuesto, inicio la salida de esta localidad por una gran cuesta abajo que me deja en la carretera comarcal CA221, y en apenas dos kms abandono esta para entrar, a la derecha, por la local 2213. Aquí es en donde comienza el suplicio con el viento. Ahora lo tengo de frente y el Levante sopla con ahínco. Tanto que, por momentos, pienso que voy a salir volando. Por una carretera en perfectas condiciones y llana no soy capaz de avanzar más que entre 12 y 15 km/h. Las subidas son un martirio y en las bajadas, por pronunciadas que sean, hay que pedalear para no quedarse parado.

Sierra de Fates.

En estas condiciones llego al cruce del GR7 que me conduciría al Embalse de Almodóvar y al Puerto de Ojén, pero este camino alargaría la ruta demasiado. Sigo por la pista que va subiendo poco a poco hasta situarse a media ladera de la Sierra de Saladavieja primero, la Sierra de Ojén después y, por último, por las cumbres de la Sierra del Cabrito. Mientras, voy observando el Alto de Fates (no conquistado) con sus malditos molinos a mi derecha, entre la Sierra de Salaviciosa y la Sierra de Fates.

Opciones.

La "gordi" me está adelgazando.

Por la hora del día el calor azota de lo lindo, aunque voy confiado ya que se que este camino tiene un par de puntos de agua más adelante. En el primero de ellos me encuentro un cuadro surealista. Tres bikers, por llamarlos de alguna forma, descansan a la sombra junto a una fuente tirados en unas toallas. Uno de ellos, en pelota picada, decide taparse ante mi llegada, pero sigue atizando unas buenas caladas al peta que tenía entre los labios. “¿Catalán?”, me dice. “Madrileño”, le respondo. Mi atuendo de la Pedals de Foc le había confundido. Y hasta sabía lo que era.

Pista hacia la Sierra del Cabrito.

Me despido una vez que meto medio cuerpo bajo el potente chorro de la fuente, y sigo una ruta de la que ya llevaba consumidos 70 y pico kms. El problema es que no sabía cuando iba a consumirse del todo aunque, tenía muy claro que más de 100 kms caían.

Perdido.

La ladera de la montaña me sigue invitando a coger altura, mientras disfruto de la zona denominada “Las Caheruelas”, y de una vista que termina con la Playa de los Lances y el mar, bastantes kms a mi derecha, y en la serranía del Cabrito a mi izquierda. Por un momento logro visualizar las antenas del Alto del Gitano que subí hace tres días, lo que me tranquiliza bastante. Estoy cerca de territorio conocido.

El viento apenas me deja respirar.

Aún así, mi torpeza, y el pedalear absorto con el paisaje, hacen que me despiste y me pase el desvío que me debe subir hasta el Cortijo del Tío Noria, paso hasta la encrucijada donde se asciende hasta “las antenas”. En vez de este camino, sigo por la pista principal hasta el alto del Cabrito, que desemboca en la carretera Algeciras-Tarifa. En este punto el viento soplaba con una virulencia especial. El error no me había costado más de dos kms extra, aunque con 85 kms en las piernas, estas bromas tienen muy poca gracia.

Las "antenas" vistas desde la bajada hacia el Bujeo.



Apenas se intuye al fondo La Torre de Guadalmesí.

Inicio la subida correcta con el plato pequeño cuando podría subirla con el mediano sin problemas, pero el viento insistía en que me moviera a cámara lenta. “Que pesadez!”. En la encruzijada inicio un suave descenso de 7 kms hasta el Puerto del Bujeo, a donde llego con síntomas de cansancio y con el cuello bastante dolorido. Pero de momento no quiero tomarme ningún antinflamatorio. En este punto tengo dos opciones: coger la carretera, todo bajada hasta Algeciras, y en poco más de 10 kms plantarme en casa, o subir los 6 kms del Puerto de la Higuera, seguir disfrutando de la naturaleza salvaje de esta zona, y alargar la ruta más allá de los 120 kms.

Parada y fuente en el Pto de la Higuera.

No hay discusión. Por el puerto, jajaja. Me tomo la última barrita de las tres con las que salí y empiezo a subir. Voy atento en busca de la fuente que hay a media ascensión ya que se me hace indispensable para seguir pedaleando. La encuentro con 97 kms detrás de mí. Me retozo bien de agua fresca y continúo. Donde otros días subo a 14-15 kms/h, hoy no paso de 12 en los tramos más favorables. Hago cumbre en el momento en que la ruta alcanza los 100 kms. El cuello me duele bastante y el dedo gordo del pie izquierdo, que va en carne viva por la caída de la uña después de la Pedals de Foc, se va quejando amargamente del nuevo maltrato al que se la está sometiendo.

Algeciras a mis pies.

Masa de alcornocales y pinos.

Pista hacia casa.

Toca bajar. Puerto tendido. Son 12 kms. Ya no importa. Hasta las bajadas son un calvario. Sobre todo por las cervicales. Llego a Botafuegos. Ya veo la civilización. Bendita civilización. Voy pensando en que en el primer puesto o bar que vea abierto paro a por un par de Coca Colas. Voy soñando con un baño en la playa. “Qué barbaridad”. Por fin. 17:41pm. Llegué. Y tanta era la ansiedad por hacerlo que me salté todos los puestos y los bares con Coca Colas heladas. La playa, en cambio, no me la perdoné.

Los datos finales:
125 kms
18,51 kms/h s/c paradas
6:45h s/c paradas
8:38h con paradas
Desnivel acumulado: (Sin altímetro).
Temperatura: Alta. En torno a 30ºC
Viento: Canallesco desde el km 60. En las cumbres casi no se podía ni respirar.


12 comentarios:

Juanma dijo...

Madre mía Pablo, el año que viene el Soplao y la Pedal te van a parecer paseos. Enhorabuena por la ruta, aunque yo ya te hacía por los nortes con algo menos de calor!!!!

pablo.bk dijo...

Esta tarde me voy para el norte. A ver que se cuece por allí. Supongo que vosotros estaréis aprovechando para montar todo lo posible. También sigo vuestras aventuras... Nos vemos pronto!

jcXC dijo...

Pablo , para el 14 de Noviembre tienes una prueba muy buena en Montecoche ( Los Barrios ) puntuable para la copa diputación. Me voy a afinar para ella , haré unas cuantas por Cádiz , Málaga y la de La Palma del Condado. ( No iré a Sierra Morena )
Es de menos Km que Alcornocales , pero más dura y muy atractiva. Pronto se abrirá la inscripción tiene buen cartel a nivel provincial y andaluz y vendrá gente muy buena ( alguno le ganó al Triki Beltran en el Puerto de Sta. Maria ). Pronto abriré un post con perfiles , fotos y videos de esta prueba.

Manuel G. dijo...

Resulta curiosa leer la experiencia de alguien que hace estas rutas por primera vez. Por otro lado hay mucha más pista para hacer cosas más duras.

pablo.bk dijo...

Genial Juan Carlos, estaré atento a esa información.

Manuel, a ver si el próximo verano me enseñas alguna de esas rutas.

Saludos.

alakan dijo...

Como me gustan estas aventuras, me ha encantado tu historia, luchar contra el viento es más de cabeza que de piernas, se ve que la tienes bien entrenada.

Miguel Ángel dijo...

Hola Pablo
Soy Miguel Ángel
y este año voy a Algeciras de vacaciones mi novia es de allí, me voy a llevar la bici y quisiera hacer alguna ruta por aquellas tierras, donde puedo conseguir información de caminos y rutas de Algeciras a Tarifa.
Un saludo
Miguel Ángel

pablo.bk dijo...

Buenas Miguel Ángel.
Yo suelo pasar unos días todos los veranos en Algeciras, y este año iré la tercera semana de agosto. La pena es que le he prometido a mi mujer que este verano no me llevo la bici... argggg! En cualquier caso si nos vemos por allí te explico las posibles rutas que puedes hacer.

rotaitau dijo...

Vaya pedazo de ruta. Yo estoy enamorada de esa zona. Debió ser bastante dura: muchos kilómetros, muchas cuestas y mucho viento siempre por allí jejeje.


P.D: Máquina O_O

pablo.bk dijo...

Hola Rotaitau, si, fue una bonita ruta a pesar de no poder subir el puerto de Fates. Lo del viento, sin duda fue un infierno, no he rodado nunca con tanto viento. Pero volveré!

tarifa al minuto dijo...

Gracias por publicar, la información es muy interesante.

Algeciras al minuto dijo...

Este artículo es muy interesante ya que nos muestra información muy completa y concisa gracias y sigan publicando.