τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

martes, 22 de junio de 2010

Simulacro hamsteriano

Nunca he tenido la más mínima duda de que una carrera de 24 horas tiene que ser durísima independientemente del recorrido. Si además añades que durante todo el tiempo que estás circulando lo haces dentro de un circuito cerrado, a la dureza física del reto se le añade la mental, que es casi peor que la anterior.

Este sábado participaré en mi primer evento de este tipo en categoría individual. Las 24 horas de Guadalix. He de reconocer que los tengo por corbata. Lo más largo y duro que he hecho hasta la fecha ha sido la Pedals de Foc Non Stop el verano pasado. Fueron 17 horas de recorrido y unas 15 pedaleando para terminar con una increíble ruta de 234 kms y 6100 de da+. Los datos de unas 24 horas -si logras sobreponerte a la oscuridad, el sueño y el cansancio-, son aún más duros, pero con el debe de pasar cada equis kms por el mismo punto, de tener que superar las mismas rampas una y otra vez, de comprobar como la merma física te va contaminando el pedaleo en unos lugares determinados. Nada de paisajes increíbles, nada de largos puertos con largas subidas y recuperadoras bajadas. De todo eso, nada de nada.


Para vivir esas sensaciones, o parecidas, este domingo me monté un simulacro de carrera en la Casa de Campo. Utilizando como salida la Puerta de Somosaguas, el circuíto sería el perímetro del parque en sentido contrario a las agujas del reloj. Su longitud es de 17,5 kms y tiene un desnivel acumulado de casi 200 metros positivos con cinco o seis subidas (tipo rampas) de máximo 1 km y crestas de casi el 20%. Es una vuelta que suelo hacer bastante a menudo (0h38’ la vuelta más rápida) y que conozco bien. Combina pista y senderos sinuosos, con unos tres kms de asfalto (la parte que rodea el Lago). Un contínuo rompepiernas que concentra su parte más dura en los últimos 6 o 7 kms.

La idea con la que salí a acometer esta ruta hamsteriana fue estar unas 10 horas montando para terminar con 10, 11 o 12 vueltas y un kilometraje cercano a los 200 kms. Salí a las 11:20 de la mañana (horario aproximado a la salida de las 24 horas de Guadalix) con indicaciones varias: intentar ir a un ritmo constante (entre 43 y 48’ por vuelta), no cebarme en las subidas, no picarme con nada que pasara a mi lado, bajar plato cuando fuera necesario… y comer, beber y volver a comer. Y volver a beber. Y volver a comer.

Mi empresa iba a estar apoyada por la paciencia infinita de mi familia que, además de permitirme estas locuras, me montó a las 16:30 de la tarde un avituallamiento sólido y líquido a pie de pista. Spaghettis, bebida isotónica, fruta y barritas. Gracias y mil gracias. Increíble apoyo sin el que seguramente no hubiera seguido pedaleando por la tarde.

Llegada al avituallamiento del medio día. Mmmmmmmm.

Hasta la hora del magno avituallamiento completé 6 vueltas (unos 102 kms) en unas 5 horas llenas de complicaciones por la cantidad de gente que se llega a concentrar un domingo en diversos puntos de la Casa de Campo. Si no vas con mil ojos, o atropellas a alguien o te atropellan a ti. Un pinchazo en mitad de la sexta vuelta me impidió intentar la séptima, ya que tuve que salir –todo ello en la bici- a por otro kit antipinchazos a mi central de logística: mi casa. Hasta ese momento había logrado dar las vueltas entre 43 y 44 minutos.

Después del break de unos 40 minutos, comencé de nuevo con la misma idea. Intentar agotar la luz del día dando vueltas al mismo circuíto. Ahora contaría con los caminos más despejados, una temperatura no demasiado alta y el estómago lleno de energía para unas cuantas horas más.

A las 21:21 y después de 5 vueltas más decido parar. STOP. Basta! Aunque el ritmo no había decrecido demasiado y las vueltas las estaba completando en unos 47 minutos, las sensaciones eran de hartura absoluta. Sólo con pensar que el próximo sábado quedará toda la noche y parte de la mañana para seguir encima de la bici me pongo vizco. Imposible.


Recorrido final: 11 vueltas al perímetro más las salidas y entradas de la Casa de Campo.
Terminé con 10h:01
8h37 minutos pedaleando.
198 kms.
1900 de desnivel acumulado (todo a base de superar cuestecitas)

Y una sensación de cansancio y escozor en el trasero impresionantes.

Definitivamente: estoy acojonado.

Lo que nos encontraremos el sábado será un circuíto con el mismo desnivel acumulado (200 m+) pero con una longitud de 9,1 kms. Así todo estará bastante más concentradito…

A ver que pasa!

8 comentarios:

Chema Btt dijo...

Pues a mí me parece que más que de corbata los tienes como el caballo de Espartero...

La familia dijo...

mmm, encantados de alimentarte...

MTBCANTABRIA dijo...

Animo campeon!
...y si te quedan fuerzas... te vienes a las 24h de Mataporquera, je,je...
Tambien los "mtbcantabria" vamos a probar un 24h. Eso si, como no somos del mismo centro, lo vamos a hacer en equipos de cuatro.
Mucha suerte!!!!

Jordi Marina dijo...

La leche!!!

10h dando vueltas al mismo circuito!!!

Nosotros en las nocturnas hacemos 3 y empezamos a apurar en las curvas... pa matarnos.

Suerte en el nuevo reto!!!

pablo.bk dijo...

Chema, te aseguro que no, que apenas respiro del mieeedo! Bueno lo importante supongo que será ir a disfrutar y no comerse el coco demasiado.
De todas formas gracias por el halago, jejejee

Familia, sois mi motor, gracias por vuestro apoyo incondicional.

Move, suerte en vuestro reto, lo vais a pasar en grande. Si vuelvo a una carrera de 24 horas será en equipos de 2 o de 4. Bueno, eso lo digo ahora, cuando se me cruce el cable otra vez, ya veremos.
Nos vemos en un mes.

Jordi, estamos como cabras, a veces en la soledad con el manillar ne pregunto el sentido de todo esto, y siempre me respondo lo mismo: adelante!!! gracias por el apoyo. No os pierdo de vista. Hacéis cosas increíbles.

Mepete dijo...

Llevate ropa de abrigo para la noche. Unos manguitos y una chaqueta corta viento no vendrá mal. Por la noche refresca bastante.
Aunque des muchas vueltas no te relajes. Hay tramos estrechos que con cualquier despite de puedes caer. No te piques con nadie y si lo haces que sea tambien "singler" porque si es de un equipo te puedes fundir. Disfruta y para a comer bastante pasta por lo menos una vez. Pero el mejor consejo es que disfrutes.
El amanecer pedeleando una gozada.
Yo este año no tengo ánimos para palizas de este tipo.
Muchas suerte.

oscar dijo...

Venga Pablo que esta mas fuerte que el vinagre, yo llevo dos años corriendola en solitario y no es pa tanto jaja!!!
Sufriras como un perrito!!! pero seguro que estas entre los mejores, ya lo verás!!!
Suerte

pd. yo este año la corro con mi amigo Pedro, ya estaba harto de la soledad jeje!!

pablo.bk dijo...

Manuel, tomo buena nota de todos tus consejos. En este sentido la experiencia es un grado. A ver cómo me las ingenio para administrarme y aislarme de los que van más rápido.

Óscar, gracias por los ánimos... nos vemos mañana, me dijiste que ibas a estar por la carpa de Canyon??? Tenéis camillas con suero por allí???? Para que me atendáis cuando ya no pueda más...