τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

sábado, 22 de mayo de 2010

10.000 del Soplao 2010. Gracias Cabezón!

Poco a poco me voy quitando esa fina capa de satisfacción, cansancio y resaca que me ha embadurnado por todo mi cuerpo esta edición de los 10.000 del Soplao. Normalmente me cuesta volver a la realidad del día a día después de cualquier aventura encima de la bici, pero en esta ocasión el tiempo de reacción ha sido más que duplicado. Las razones de este estado de embobamiento adormecido vienen por el disfrute que me ha provocado el fin de semana completo junto a un grupo de amigos haciendo lo que más me gusta: montar en bici.

Después de varios meses de preparación para poner el cuerpo más o menos a punto, me encuentro con que el viernes 21 de mayo ya ha llegado. Ya no queda nada para el gran momento. Objetivo: Bajar de 10 horas en hacer los 165 kms y 4200 de dap+. Ese mismo día por la noche vienen Juanma y Jose a casa. Cenaremos juntos a modo de despedida ya que Juanma ha elegido para ese fin de semana derroteros más turísticos y ejercerá por unos días de egiptólogo, mientras que Jose acaba de llegar de Córdoba y se subirá a Cabezón de la Sal junto conmigo y con Luis (Peguero).

Y así, el sábado por la mañana, Jose, Luis y yo salíamos desde El Escorial dirección Cabezón de la Sal, mientras que el grupo de Jorge, Jimmy, Nacho y Dani viajarían por la tarde. En 4 horas y pico estábamos desembarcando en la localidad cántabra y, como lo primero es lo primero, nos dirigimos a la carpa de la organización para recoger los dorsales y ver un poco el ambientillo pre-maratón. Esto es como inyectarte en vena una ultradosis de emociones y nervios que sólo desaparecerán cuando la prueba haya finalizado. Son grandiosos estos momentos, y son parte de lo que me empuja a estar año tras año tras la línea de salida de los 10.000 del Soplao.

Después de saludar al máquina de Tony (este chico es insaciable) y a unos amigos suyos del Club Mammoth, nos vamos a Cos, en el barrio de Mazcuerras, donde habíamos alquilado una preciosa Casa Rural (la misma del año pasado y espero que la misma que la del año que viene). Fue llegar, dejar los trastos y sacar las bicis para rodar un poquito por la zona.

Ya por la tarde-noche y con todo el grupo de Villalba en la casa, nos hicimos una suculenta cena a base del único alimento posible durante los días previos: pasta, pasta y más pasta. Y con los estómagos llenos de hidrocarburo intentamos conciliar el sueño lo antes posible.



Día 22.- Es el día. Suena mi despertador a las 5:45 am. Boté de la cama a cámara lenta. Poco a poco se desperezan Jose y Luis. En esta ocasión, no había que dilucidar qué tipo de ropa había que ponerse. El día amaneció con un sol espléndido y las temperaturas se esperaban en torno a los 30ºC, con lo que todos elegimos equipación corta, aunque para la espera en la salida y los primeros kms quizás unos manguitos iban a venir bien. Lo justo.




A las 6:45, salimos los tres como avanzadilla hacia Cabezón, mientras los “Pandilleros Garrapateros” apuraban sus relaciones con las sábanas. A las 7:00 estábamos colocados en la salida. Diría que bien colocados, a unos 70 metros del arco de meta con 200 o 300 bikers por delante. El primer objetivo del día estaba cumplido. Buena señal.

Al poco de llegar, vemos a Tony y sus colegas, y entre la multitud de cascos creo distinguir a Raúl (Sanmy), un amigo cántabro con el que hicimos una ruta por Picos de Europa hace tres años. Nos deseamos toda clase de suerte y seguimos en la tensa espera hasta las 8:00 am, hora de la traca de salida que, como siempre, se ve acompañada por los acordes del Thunderstruck de AC/DC.

8:00 am.- Salida. Como siempre super puntuales. Más de 3.200 ciclistas comienzan a rodar por carretera y, ya en la primera pendiente sobre asfalto, los ánimos se desatan. Pierdo a Jose y a Tony, pero veo a Luis unos metros por delante. “Ese de Forobici, vamos que nos vamos”. Enseguida nos metemos en las pistas que nos acercarán al Monte Corona y dónde se forma con el paso de las bicis una buena polvareda. Mi Polar empieza a pitar casi de forma compulsiva. “Joder, me quedo sin pila en el receptor del imán”. En cambio el cuenta si funcionaba bien con lo que las referencias de tiempos para cumplir el objetivo los iba a tener que sacar por las horas de paso.



La estrategia de carrera era ir tranquilo, sin pasarme de pulsaciones en ningún momento para no pagarlo en los puertos finales. Ir fuerte pero contenido. En la primera subida del día hacia la Ermita de San Esteban coincido con Santi (compañero del Club de Noe), al que me pego durante casi toda la subida ya que le vi con buena cadencia. Sentí no poder decirle nada, pero bastante tenía con no perder la respiración. La vegetación en esta zona es de un incalculable valor, de hecho estas pistas atraviesan el Parque Natural de Oyambre, un conjunto de hayas y olmos cuya altura apenas deja pasar algún tibio rayo de sol.


En menos que canta un gallo, nos plantamos en Caviedes (km 22), donde la organización ha plantado el primer avituallamiento. No paro. Voy bien de agua y las sensaciones son buenas. De aquí hasta la subida de Las Lastras no hay deamasiado, de hecho, estaba comenzando a subirla media hora después. Me voy exigiendo contención continuamente, el cuerpo quizás me pedía ir más fuerte, pero la cabeza me frenaba para no hacer ningún exceso innecesario.


Comienza la subida de Las Lastras. Tak, Tak. Plato pequeño y barbilla hacia abajo. “Joder, esto es una delicia”. Tras sortear con dificultad el inicio pedregoso de los primeros metros, el resto de la subida no tenía nada del asqueroso barro de otros años y se pedaleaba bastante dignamente. Quizás, alguna dificultad en sortear a algún biker que subía andando, pero poco más. Creo que no tardamos ni 20 minutos en llegar arriba, donde un numerosísimo público nos animaba con vítores y todo tipo de gritos. Desde aquí, mil gracias a todos ellos porque es impresionante lo grande que te hacen sentir.


Tras un pequeño descanso comienza otra subida, la del Soplao. Es una pista tendida donde los porcentajes no son muy altos y se hace relativamente cómoda. La ascensión a las Cuevas termina con unos kms de asfalto, al final de los cuales se encuentra el segundo avituallamiento. Pensé en seguir sin parar, pero no!. “Para aunque solo sea para mear”, pensé. Aproveché para comer un plátano y rellenar el bidón con Aquarius. Dos minutos.

La bajada a Celis es posiblemente la única dificultad técnica de toda la ruta. Una trialera con bastante porcentaje pero que se baja bien si no arriesgas. Otros años he visto unas caídas de pánico en este lugar. Decido bajar ágil pero sin jugármela. Me adelantan 4 o 5 que iban mucho más rápidos y a los cuales cedo el paso gustoso. Unos disfrutan bajando y yo, casi, lo hago más subiendo…

Ya abajo, comienza un tramo largo de carretera que nos llevará a través de las localidades de Puente Nansa y Carmona hasta el inicio del Monte Aa. Son unos 10 kms de asfalto donde es fácil cebarse para ganar insignificantes minutos y perder demasiadas fuerzas. Con la lección aprendida me pongo detrás de una bici que iba deprisa y que, al poco, me pide que le de un relevo. Le digo que “si”, que cuando alcance a los dos que iban por delante a unos 200 metros, jeje… Cuando llegamos a la altura de esa pareja, tomo yo las riendas y durante 500 metros voy abriendo camino hasta que llegamos a otro grupo de unos 5 o 6 ciclistas. Ahí me quedo a rueda, mientras los que iban detrás de mí toman el relevo y comienzan a tirar. Y de qué manera. Me había salido la jugada perfecta porque hasta la entrada al Monte Aa iríamos en pelotón unas 20 o 25 bicis sin prácticamente hacer esfuerzo. Qué sensación la de rodar sin dar pedales! Qué sensación la del rozamiento de 50 ruedas contra la calzada! Los pelos de punta. Qué grande es el ciclismo!

Hasta las rodillas de agua.
Km 48 de carrera: Subida a Monte Aa. Despacio pero con buena letra. El grupo de la carretera se queda partido en las primeras rampas. Aquí no queda otra que concentración y no desgastarse demasiado. Lo duro, duro, con rampas de hasta el 23%, pasa en 2 kms, y los dos kms finales son tendidos y muy llevaderos. La llegada a la cumbre es otro momento de gran excitación ya que compruebo que son las 10:20 am y que voy con casi una hora menos que el año pasado en ese punto.

Toca bajar a Ruente por una pista que parte en dos un bosque digno de Elfos y gnomos. Seguro que los había pero la velocidad no nos permite observarlos. Ya en Ruente, pasamos por un puente estrecho por donde solo cabe una bici. Este es uno de los momentos inolvidables de todos los años. En esta localidad siempre hay una concentración de público digna de la Vuelta a España y, además, no paran de aplaudir y dar ánimos. Sencillamente genial.


Una carretera local nos acerca hasta el cuarto avituallamiento, el del Área Recreativa Casa del Monte (km 63). De pronto veo a Jose en una cuneta cambiando un pinchazo. “Que putada”... Paso a su lado y le doy un cachete pero no paro. “Que mal compañero”, aunque él me dice a gritos que siga. Cinco minutos después veo a Tony delante. Me pongo a su altura y le pregunto que cómo va. Me dice que ha empezado muy fuerte y que necesita comer. Yo le cuento que voy con pequeñas molestias en el estómago, aunque nada importante. Son las 10:50 de la mañana con lo que llevo 2h50', 55 minutos menos que el año pasado. Hasta aquí llevábamos una media de casi 22 kms/h. “Esto marcha bien”.

En el avituallamiento paramos y me bebo una Coca Cola con un plátano y una barrita. Dos minutos. Reconozco que este sitio es para tumbarse en la yerba al lado del río pero mis piernas están a otra cosa... Le digo a Tony que salgo y él decide esperar un poco más.

Es el momento de afrontar el primer puerto del día, los 12 kms y casi 700 m de dap del Moral. Lo peor de este puerto se concentra al principio, en los 4 o 5 primeros kms, donde las rampas son duras y se asciende entre una sucesión de horquillas que te elevan rapidamente. En esta zona el calor apretaba de lo lindo y el aire brillaba por su ausencia, así que había que ir muy pendiente del agua. Cuando las rampas se empiezan a suavizar veo pasar un avión a mi derecha. “Vamos Pablooo”, espeta el misil. Era Jose, que subía desatado. Pensé en no intentar seguirle ya que no iba a sacar nada bueno de esa persecución. Continué a mi ritmo mientras vigilaba al Sputnik a unos 200 metros por delante. En la cumbre estoy en 1h06 desde abajo, con lo que le sigo ganando tiempo a mis previsiones. Paro a beber un par de vasos de sales y me tiro para abajo en busca de la carretera que me lleve a Bárcena Mayor.


Esta pista la he bajado bastantes veces -en el Soplao o en rutas por la zona- y no la recuerdo con el suelo tan suelto y con tanta grija. La bici bajaba como un caballo desbocado y caerse era cuestión de nada. Ante esta situación decido bajar soltando piernas mientras me pasan tres o cuatro de forma desaforada. Y a media bajada uno de ellos se pega un ostión de cuidado. Al pasar a su lado le pregunto si está bien, pero el hombre no era capaz de emitir un sonido comprensible. Ummmm, ummmmm, ummmmm. Delante veo un ciclista con el culotte roto y le pregunto si se ha caído, “Joder, el tío ese , ha entrado en la curva como un loco y me ha llevado por delante”. “En fin”, pensé, “que se recupere pronto y que no tenga nada, pero... hay que bajar con más cuidado”.

En la carretera (Juzmeana) hay, como todos los años, un montón de gente aplaudiendo. La tomo dirección Bárcena Mayor. Pronto dos bikers me pasan como exalaciones. Justo lo que necesitaba. Me uno al dúo para ir volando hasta el tercer avituallamiento (km 92), donde se enlaza con el puerto rey de la etapa, Cruz de Fuentes. Los 15 kms de esta ascensión se hacen muy largos como no los tomes adecuadamente. La primera parte tiene unos 3 kms sin apenas pendiente, pero a medida que se avanza el porcentaje sube paulatinamente hasta llegar a los últimos 5 kms, que son los verdaderamente cabrones.

Del avituallamiento de Bárcena salí con otra CocaCola, medio sandwich, media naranja y una barrita energética. Las molestias en el estómago se habían convertido en un intenso dolor. Creo que fueron las barritas de proteínas que comí al principio. “Ese cemento me la ha jugado”. Iba avanzando lentamente por las primeras pendientes del puerto. El tiempo previsto para este puerto era de 1h15 y dudaba si iba a conseguirlo. Sé lo que es una pájara en esta subida sin carrera de por medio.

El dolor seguía ahí pero yo iba bien de piernas. Decidí subir con el 22 y un piñón intermedio, lo que me daba bastante cadencia. De pronto los dolores aminoran su intensidad y veo como puedo bajar otro piñón para subir algo más rápido. El cuerpo humano es increíble, unos metros atrás iba retorciéndome encima del sillín y ahora subía como un tiro. Comencé a coger ciclistas sueltos, parejas, tríos y grupos enteros. Pude adelantar a 30 bicis en los últimos 6 kms de puerto. Además, con el pitido continuo del cuenta parecía que iba pidiendo paso. Disfruté esta subida como pocas. Me dio hasta rabia que se acabara el puerto pero cuando vi la Cruz en el alto pensé: “otro obstáculo menos”. Además había subido por debajo de mi previsión. Parada técnica en el avituallamiento. Un Aquarius y a seguir.

Camino al puerto de Palombera y dado el ritmo hasta ese momento y mi estado de fuerzas, no iba a ser dificil conseguir llegar antes de mi objetivo de las 10 horas. La llegada a Ozcaba y la subida hacia Venta Vieja la hago con otros dos bikers. Ibamos cómodos y decido no apretar para conservar energía. Iba realmente preocupado con el dolor de estómago que se estaba convirtiendo en pinchazos abdominales insufribles. “Tiene cojones”, murmuraba hacia mis adentros. En Venta Vieja, mis dos compañeros me dejan en la bajada aunque uno de ellos se queda tirado con su Cube por culpa de un problema con los cables de cambio. “Mejor ir con dolor que quedarte tirado por una avería”, aunque esta parte del descenso hacia Colsa y Los Tojos la padecí de narices. Como dice Luis, en montaña no hay kms gratis, bajes o subas. En ese pedregal de pista no puedes aprovechar y recuperar, tienes que conducir en tensión y no es hasta que se llega a la carretera cuando cuerpo, brazos y manos descansan de verdad.

Por Los Tojos pasé como una exalación en busca de las revueltas que me dejarían en Juzmeana para subir el verdadero demonio de esta prueba: el Moral, de vuelta. Para afrontar estos 8 kms finales paro en el avituallamiento. Coca Cola, relleno el bidón, cojo un botellín de agua y me tomo una barrita. Al poco compruebo que con todo esto me he equivocado. Vuelven los dolores que ya no me abandonarán hasta la meta.

Mientras subo, veo bajar a Nacho al que pego un grito. “Mierda, como duele”. Paro a mear, a ver si poniéndme de pie se me pasa algo. El cuenta ya no dejaba de pitar. No me faltaron ganas de arrancarlo del manillar y tirarlo al río. Con todo no me veía subiendo demasiado mal aunque no sabía si iba ser capaz de bajar de la hora en esta subida (tiempo de referencia).

Esta subida se come a los ciclistas que se hayan desfondado en los kms anteriores. Me pasó a mí el año pasado y le estaba pasando a alguno que otro este año. Mientras dura la ascensión no dejo de cruzarme con gente que bajaba ocupando el lado bueno de la trazada, así que los que subíamos teníamos que apañarnos con pedalear encima de la grija. Poco a poco continúo subiendo hasta que corono el puerto en 55 minutos. “Buah!”, ya estaba terminado.

En el avituallmiento de la cumbre no quedaba agua, así que tiré para abajo rápido. Me quedo perplejo al ver a un buen número de bikers como coronan su primer Moral, y muchos de ellos !!!andando!!!

Durante el descenso me cruzo con un coche de la organización que anuncia por megafonía que estamos en ritmo de !!!9 horas!!! Haciendo cábalas compruebo que quizás pueda llegar antes de ese tiempo. Decido bajar tranquilo y jugármeo todo en la carretera hasta Cabezón. “Si pillara un grupo!”.

Termino de bajar el Moral con bastante dolor en el estómago pero con la ilusión de terminar cuanto antes. En el Área Receativa me pasa un Asturcon y un ciclista del CC de Buelna. Me pego a ellos. Se unen dos más por detrás y cogemos a otros dos. “Me ha oído Dios”, ahí tengo mi grupeta. El del CC de Buelna le ponía ganas pero no íbamos todo lo rápido que yo quisiera. El viento en contra dificultaba la tarea. Decido pasar a tirar y meto todo el desarrollo. Solo quedan 5 kms hasta Cabezón. No se a qué velocidad íbamos porque iba sin cuenta pero todo pasaba muy deprisa. Se pone a mi altura uno de los que llevaba detrás y me dice que a esa velocidad no pueden darme relevos. “Da igual, sigo yo”, le respondo a casi 170 pulsaciones. Llegando a Cabezón me cruzo con Jose que volvía ya a Cos. “Menudo tiempazo que se ha debido marcar este”. Las dos últimas curvas las hacemos todos pegados a modo de trenecito... nadie entra al sprint. 50 metros, 30, 20, 10... META!!! Miro el reloj y lo paro en 8h56 minutos!!! Posición 120 (43 de mi categoría <35-44>). 1h42 menos que el año pasado.

La posición que me mercaron el sábado fue la 114.
Dos de mis compañeros de grupeta me dan las gracias por el esfuerzo y me pegan un abrazo. Yo estaba en una nube. Había venido a bajar de 10 horas y logré hacer la ruta en menos de 9. Más que satisfecho.

Ahora solo quedaba ir a la carpa, descansar y esperar que el dolor de estómago se aliviase a base de cervezas... jajaja. Al rato me voy hasta Cos a reunirme con Jose, el cual había terminado en 8h39 en el puesto 84 de la general. “Uffff, he estado cerca de esta bestia corrupia”. Este señor es la motivación que me anima cada día a salir a montar en bici y a quien, en parte, le debo el tiempo que he hecho este año. Gracias amigo por todos los ánimos y fuerzas que me has dado este invierno.



Poco a poco van llegando el resto del grupo. Luis y su Klein terminan en un sorprendente tiempo de 10h33 en su primer Soplao. Increíble lo del Maestro. Además tuvo que ir desde el km 15 con una buena herida en la rodilla derecha producto de una inoportuna caída. Es otro ejemplo de lo que uno quiere llegar a ser dentro de unos años, aunque con la mitad de su sabiduría ciclística me conformaría.




Ya en la carpa logro hablar con Tony, al que veo profundamente disgustado por cómo se habían desarrollado los acontecimientos. Se había preparado el Soplao a conciencia y traía una ilusión de campeonato, pero... la mala administración de las fuerzas y la falta de comida y bebida en los momentos adecuados le habían vaciado de energía demasiado pronto. Amigo, quedan muchos Soplaos por delante. En este has fallado, pero todos sabemos que tu posición está junto a nosotros, o un poco por detrás, jejejeje!

Y de pronto: suena mi móvil. Es Jorge. Eeyyyy!!! Los “Pandilleros Garrapateros” han terminado. Qué alegría me dio verlos a todos, allí estaban, se habían comido el tan temido Soplao como quien vence a una lagartija. Enhorabuena!

Queda en mi debe no haber podido saludar a gente con la que mantengo un contacto más o menos asiduo: Noe, Mepete, Óscar, Move y sus MTB Cantabria, etc... Espero que haya más oportunidades para conocer a todos estos campeones.

El domingo 23, como empieza a ser costumbre después del Soplao, nos fuimos a Los Tojos a saciar nuestro cansancio con un buen cocido montañés y unos chuletones de buey de 1,5 kgs.

El año que viene, quizás caiga otro Soplao, ya veremos. De lo que si estoy seguro es que animaré ferviertemente a todo el mundo a que disfrute esta prueba por lo menos una vez y desde el principio hasta el final.

Gracias a la organización por regalarnos este fin de semana y gracias a la gente que se tira a la calle para vernos pasar. Sin ellos esto no sería igual. Gracias Cabezón!

Ah! Por cierto, ganó Fran Ventoso, aunque me hubiera gustado que fuera Cacigas. Me cae bien este señor. Enhorabuena a todos ellos también.

22 comentarios:

Noe dijo...

Que bueno!! Estas hecho un toro (por la fuerza ehhhhh, jaja).
Has hecho un carreron. Enhorabuena fiera!!

Jose Feria dijo...

Como siempre un placer compartir estos momentos con todos vosotros.
Es una pena que en estas locuras la mayor parte del tiempo no rodemos juntos, pero cada uno vamos a lo que vamos y en tanto tiempo es mejor llevar cada uno su ritmo.

Siento mucho lo de tu malestar de estómago, de no ser así, seguro que me hubieras cogido y me hubieras hecho sufrir mucho más con tal de que no me adelantases!! jejeje

Muchas gracias por tantas charlas telefónicas acerca de los entrenamientos y tormentos dando pedales. Sin ese pique tan sano que tenemos y que espero seguir teniendo mucho tiempo no habría llegado a donde estoy ahora.

Un fuerte abrazo y no dejes de dar pedales no vaya a ser que en la próxima carrera te saque más tiempo!! jajajajaja

Chema Btt dijo...

Ya echaba de menos tu cronica. Y dados tus entrenamientos, no extraña el tiempazo.
¡Enhorabuena!

JuanP. dijo...

Enhorabuena Pablo eres un crack, por un lado estoy intentando evitar leer cronicas del Soplao por qu eme pongo malo, pero tanto la tuya como otras muchas me estan poniendo las pilas para quitarme la espinita de no haber podido ir este año.
Lo de las birras no se me olvida...

Gineta dijo...

Pablo, a ver si me dices donde compras esos vasos de sales minerales para comprarlos por litros (jaja). Yo me quedé unas horucas más por el monte sufriendo calambres, hasta 14, pero llegué.

Saludos.

Clara dijo...

Muy bien Pablo, magnifico relato y sin lugar a dudas fuiste con una gran compañia al Soplao, felicita a Luis de mi parte, es un ejemplo a seguir.
Por supuesto, mi admiracion por bajar ese tiempazo...Umm el año qu viene me apunto

Tony dijo...

Gracias por ilusionarme tanto en estos ultimos meses. Gracias por dejarme participar en vuestras charlas de correo electrónico. Gracias por tus guiños hacia mi en tu crónica. Gracias por entenderme y animarme cuando lo necesitaba.

Enhorabuena por tus retos conseguidos. Enhorabuena por tener a Jose y a Luis a tu lado.

Como te dije no hace mucho, espero que hagamos muchas rutas juntos, por que siempre es un placer rodar a tu lado. Yo no sé si el año que viene volveré al Soplao, pero si lo hago espero que estes allí.

FELICIDADES!!

Ada dijo...

Madre mía Pablo, nosotros bajomos tiempo pero tu... si te descuidas llegas antes de salir! FELICIDADES!

brunaita dijo...

Desde luego es una alegría empezar el día leyendo algo así jejeje

Me ha encantado la crónica. Además así cuando me prepare la movida está para el año pasado, me la memorizaré porque es una guía perfecta de como usar las fuerzas en esta prueba!

Mucho ánimo y...la próxima al Salzkammergut no? Ya sabes que si necesitas traductor online me tienes a tu disposición jajaja

Saludos

josechu67 dijo...

Enhorabuena Pablo por la azaña, es un tiempazo el que has hecho.Me ha encantado la cronica que has hecho de la marcha.
Saludos

Anónimo dijo...

A la última llego al comentario.

Bueno, ¡vaya pareja el Pablo y el Feria!
Con estos tipos te puedes ir a cualquier sitio. Decir que siempre fue un placer compartir con ellos mi bautizo en el Soplao, me parece poco.
El Soplao no es solo la marcha. Hay muchas cosas más que no me importaría repetir con estos pavos.

El objetivo de Pablo y Feria este año era bajar de las diez horas. Ampliamente lo han conseguido.
Pero soy un poco cabroncete y les voy a poner uno para el año siguiente. Son fáciles:
A José le pondremos 8 horas 30, porque si no hubiera sido por el pinchazo, igual lo habría conseguido.
Y a Pablo.....
Entrar entre los 100 primeros, pues le faltó nada para ello. Esto puede ser complicado, porque lo mismo al que viene se apuntan 4500 y puede ser más difícil. Pero quien se apunta de nuevas no va a hacer ni tiempos ni nada, va a acabar como pueda.

Un abrazo campeones.

Luis

Jordi Marina dijo...

La leche!!!

Menudo tiempo, y tal como dices, reservando!!!

El año que viene... seguro que a por las 8:30!!!!

Felicidades!!!

Diego dijo...

Vaya pedazo de carrera que te has marcado, enhorabuena por todo campeón, sobre todo por ese tiempazo, que razón tienes, que bonito es esto del ciclismo, no tengo internet en casa veremos si en el trabajo puedo colgar mi crónica del sábado que tambien disfruté de lo lindo, nos vemos en mayo del año que viene, pero aqui eh! jejeje

pablo.bk dijo...

Noe, gracias por todo. Ya sabes que tus locuras son parte de la fuerza que me empuja. Suerte en todo lo que tienes por delante.

Jose, es verdad que sin ese "pique" que tenemos no tendría ni la mitad de las horas en bici con las que he llegado al Soplao. Y todo para estar un poquitín más cerca de tí, máquina, pero nunca a tu altura, eh? Tu eres carne de los 50 primeros en esa clasificación. Apuesto por eso en breve, jajaaja

Chema gracias por tus ánimos, a ver si hacemos alguna rutilla juntos. Por cierto, no te animas a subirte a Cantabria algún año. Lo disfrutarías a lo grande.

Juan P. me dio mucha pena cuando supe que no ibais a ir porque se la ilusion que le habíais puesto. Y con ese carro de ilusión el disfrute estaba asegurado. Gracias por todo.

Gineta, qué pena de calambres, pero, te digo una cosa, si tardaste 14 horas, esas horas que disfruteste más que los que ibamos en plan cagaprisas. Vi unos cuantos del CC de Buelna (entré junto a uno de ellos) al que creo que perteneces.

Ay Clara, cuanta guerra darías tú en el Soplao. A ver si es verdad y el año que viene no fallas. cOmo bien dices, lo mejor de todo fue la compañía con la que fui...

Tony, Tony, que rabia me dio tu desfallecimiento porque hubieramos entrado juntos, seguro. Gracias a tí por aguantar mis locuras y darme ánimos en todo momento. Gente como tú hace falta en el pelotón y fuera de él. Pronto te propondré nuevas locuras, jejeje

Ada, te vi en la salida pero estabas con un montón de gente. Aún me acuerdo como Edu y yo no podíamos seguirte en los puertos de la Pedals de Foc el año pasado. Dle saludos a Santi de mi parte, subí junto a el parte del Monte Corona. Eres otra referencia a seguir!

Bruna, me temo que este año la Salzka no va a poder ser, espero que el año que viene ya que es casi una obsesión. Espero que no falles al Soplao 2011. Nos vemos en breve, amigo!

Josechu, creo que al final no fuiste, bueno como decís, quedan muchos Soplaos por delante... A ver si hacemos alguna juntos. Vuestras rutas son increíbles!

Maestro, pones el listón alto pero por intentarlo no se pierde nada, aunque si lo consigo posiblemente me tengas que acoger en tu casa una temporada, ya sabes porqué, verdad, jajaaja. Mi enhorabuena por tu pedazo de ruta y por el tiempo que te marcaste en tu primera participación. Si hay una segunda estás obligado a bajar de 10 horas (y te lo pongo fácil, eh). También te pido disculpas por ser tan pesado e insistir tanto qn que nos acompañaras. Me alegro de que te volvieras con ese buen sabor de boca!!!

Jordi, gracias por tus palabras. Lo de las 8:30h, mmmm, creo que es bastante complicado pero que por intentarlo no quede. Y tú? No te animas?

Diego, seguro que el año que viene nos vemos en los 101... Tengo muchas ganas de hacer esa carrera. Me alegro de que disfrutaras en la tuya, a ver si leo tu crónica. Un abrazo, campeón.

Gineta dijo...

Ja, ja. Tardé 14 horas a parte de por los calambres porque por todas las pistas me encontraba gente conocida con la que charlar y no era cosa de pasar de largo.

La participación el próximo año la tengo en duda pero tanto si voy como si no me presento en la salida con un cartel que ponga: BUSCO A PABLOBIKE y así nos saludamos.

Saludos.

Juanma dijo...

Gracias por la crónica Pablo. En la cena en tu casa previaje al Soplao junto con Feria, se me ponían los pelos como escarpias sólo de pensar en las emociones que compartimos el año pasado y las que íbais a vivir este nuevo Soplao. Este año os habéis salido, dado que había más del doble de participantes del año pasado y habéis quedado muuucho mejor y rebajando en bastante los tiempos.
DE nuevo gracias por compartir con todos tus vivencias encima de esa máquina infernal que tanto nos gusta.
Un placer leeerte y un orgullo tenerte como amigo.

Juanma

MTBCANTABRIA dijo...

Joder, que envidia!!! Envidia...sana!!!
Te has salido, compañero!!
Mil enhorabuenas por ese soplao. Si que pense en ti, por si nos veiamos, pero creo que sera mejor este verano... cuando estes mas relajado, ja,ja...
A ver si nos vemos, que pago yo las rabas, je,je...
Saludos y un fuerte abrazo.

pablo.bk dijo...

Jajajaja, estaría bien lo del cartel, en cualquier caso, este verano estaré por allí, si hacéis algo de bici y aceptáis compañía, me apunto a alguna...

Juanma, solo puedo decirte que !!!!vuelvas!!!! cuanto antes para participar en estas aventuras, que se que las hechas de menos igual que ellas te hechas de menos a tí. Un abrazo compañero.

Move, este verano caen esas rabas... Nos veremos y haremos alguna ruta juntos, a ver si logro conocer de una vez por todas a los MTB CANTABRIA!

Anónimo dijo...

qué cabrones! vaya tiempazos que habéis marcado, me imagino la cara de felicidad al saberlo. enhorabuena por ello. los retos se quedan cortos, habrá que pensar en hacerla en monociclo...
me alegro un montón de que el fin de semana haya salido redondo.

Víctor

Seronbiker dijo...

HOLA !!!!


Viendo el foro de los colegas del Comando Centro de Nevasport he visto tu glogger y me ha encantado tu cronica sobre el Soplao.......vaya pasada ufffff que lujo de detalles....es como pasar de forma virtual claro esta jeeeeejjeeeeee por cada regato y camino por el que has pasado.

Esta es una ruta que le tengo ganas pues ya me he ido marcando retos y rutas por hacer y la que esta al caer ahora es esta del SOPLAO.

Hasta la hora he echo los 101 Kms de Ronda ........Sierra Morena en Cordoba y alguna otra mas por hay ..............pero ninguna de esta caracteristicas en cuanto a kilometraje .

Ya que es una prueba que cada año realizas y por tanto conoces muy bien tus consejos serian muy buenos.

NO ES MI INTENCION MOLESTAR NI HACER PERDER TU TIEMPO.............pero seria posible a traves de email hablar del tema.

GRACIAS UN SALUDO

pablo.bk dijo...

Seronbiker, tranquilo, todo lo que esté en mi mano... Si quieres hablamos por mail, pregunta lo que quieras y trataré de ayudarte.
Me alegro de que te gustara la crónica.

Seronbiker dijo...

BUENO DIAS PABLOBIKE !!!!

Perdón por no contestar antes......y Gracias por tu ayuda.

Pues nada toda aportación e indicaciones que le harías a un colega que fuera a afrontar esta ruta por primera vez............y sobre todo siendo la primera de tanto kms..............pues nunca he pasado de 100kms.

mi correo es seronbiker@hotmail.com

UN SALUDO Y DE NUEVO GRACIAS.