τὸ νικᾶν αὐτὸν αὑτὸν πασῶν νικῶν πρώτη τε καὶ ἀρίστη
"La victoria de uno sobre sí mismo es la primera y la mejor de todas las victorias"

martes, 16 de agosto de 2011

Probando la Cannondale Flash Hi-Mod II

A dos días de terminar mis vacaciones por tierras gaditanas quedaba la guinda que cubrió un pastel ciclista excepcional. La tienda AOS Tarifa me prestó una bici espectacular para que la probara con la ruta que yo quisiera y el tiempo que creyera conveniente. Ni más ni menos que una Cannondale Flash Hi-Mod II, un pepino de 8,5 kg con un cuadro de carbono de alto módulo de 950gr y vestida por componentes de lujo (ver especificaciones). Pude probar cualquier otra, incluídas las nuevas 29'', pero tenía muchas ganas de hincarle el diente a esta pura sangre.


Toda esta historia comenzó días atrás en una de las visitas a AOS Tarifa y ese "haber qué tienen", ya que esta tienda es una de las que ha diversificado sus objetivos de ventas, ya sea en material o a través de cursos y aventuras con guías, entre el windsurf y el kite -las dos disciplinas reinas de la zona-, y la bike. La coincidencia de ir vestido con la camiseta de Madrid Bikex, cuyo patrocinador principal fue Cannondale, y que AOS las distribuye además de ser Test Center, provocó que uno de los vendedores me preguntara por la carrera madrileña. Así comenzó una conversación donde fui enlazando con otros vendedores hasta terminar con Bruno, que fue el que me invitó a probar la bici, además de enseñarme los modelos de 2012 que tenían allí expuestos en exclusiva. Atención a la nueva Scalpel.

Como había que pasar parte al almirantazgo, tan solo les pedí una tarjeta para llamarles en caso de poder encontrar otro hueco en las mañanas pre-playeras. Llevaba varios días seguidos saliendo con la bici en rutas no demasiado largas, pero el cántaro, ya se sabe, de tanto llevarlo a la fuente se termina rompiendo...

Una última carita de gatito abandonado, un "fíjate que bici me dejan, cómo voy a perder esta oportunidad...", y la bondad infinita de mi santa esposa, hicieron el resto. Dos horas después, mientras mi mujer entraba en las "otras" tiendas de Tarifa, llamé a Bruno para que me preparara la bici para el domingo.

Lista para salir

El poniente seguía dándonos unos días espectaculares con una buenísima visibilidad, así que tras acercarme a Tarifa a recoger la máquina, volví a Algeciras para hacer la misma ruta que el día anterior pero omitiendo el camino de las Mulas. Vivir en esta ciudad es como quien reside en Manzanares El Real -por poner un ejemplo madrileño-, tienes el acceso a la Pedriza y a un sinfín de montes solo poniendo el pie fuera de tu casa.

Entre pitos y flautas hasta pasadas las 11:00 de la mañana no me puse en marcha, y el calor ya apretaba lo suyo. Nada más dar las primeras pedaladas noté muy buenas sensaciones de aceleración, rigidez y peso, aunque no iba del todo cómodo encima de la bici. El manillar SLK de 600mm me resultaba excesivamente largo y su posición algo elevado. Pero lo peor fue encontrar el reflejo para cambiar otra vez con los pulgares sobre los pulsadores X0, ya que en mi bici llevo mandos giratorios que me resultan infinitamente más cómodos.

Cuando circulaba por el carril previo al cortijo que da entrada al monte, me crucé con un grupo de la UCA que cerraban Salvador y Antonio. Nos paramos unos minutos de charleta pero el calor a pleno sol nos estaba cociendo así que lo mejor fue ponerse en marcha nuevamente. "Aprovéchala subiendo que es una escaladora nata", me despidieron estos dos máquinas.

Aunque la bici no llevaba cuentakms, metí en el maillot el Polar para tener un cronómetro en caso de querer probar el ferrari que llebava entre las piernas en algún tramo. Aunque me encontraba pesado de piernas y apenas llevaba 10 kms con la geometría de la Flash -que además era talla M-, puse el crono a funcionar para tomar tiempos en los dos sectores de la subida al Puerto de la Higuera.

Sin encontrar la chispa de días anteriores, por el mirador pasé 37'' más lento, y terminada la ascensión acumulaba 1'20'' de desfase con respecto a la Lapierre. Salvo la bici, todas las condiciones de la prueba fueron desfavorables: el calor, la acumulación de salidas sucesivas, la geometría... A poco que se igualasen estos condicionantes y con un poco más de rodaje sobre la Flash, tenía la sensación de poder hacer volar a aquel cacharro.

Más contento que un niño con zapatos nuevos...


Era el momento de poner la máquina cuesta abajo y ver el funcionamiento de la Lefty XLR. Las referencias que tenía de esta horquilla eran magníficas: extremada suavidad, buen tacto, bastante rigidez y un bloqueo excepcional que se accionaba desde el propio manillar. El bloqueo es verdad que funcionaba a las mil maravillas, pero no noté una diferencia de tacto ni de suavidad con respecto a la Fox RLC que llevo yo. Además, seguramente por la falta de rodaje, me sentía inseguro cuando quería meter la rueda delantera por la mejor trazada del descenso. En dos de las revueltas me llevé un par de sustos que también atribuí a las cubiertas, unas Schwalbe Racing Ralph, que iban ya un pelín gastadas.

 África sale al fondo entre un mar de nubes en el Estrecho

 Al fondo, las Antenas

La idea de la ruta era subir a las Antenas por el camino tradicional y bajar a Tarifa por pista primero y carretera después. Allí, tras de devolver la bici me encontraría con la familia en la playa. Al iniciar los primeros metros de las rampas buscando la fuente que me descubrieron el día anterior los compañeros de la UCA, comprobé que, siendo cerca de la una del medio día, no eran ya horas para ponerte a subir paredes del 20% a casi 35ºC. Tras meterme casi entero dentro de la fuente, decliné seguir subiendo y tomé el camino que me llevaría entre molinos gigantes a la parte final del Puerto del Cabrito, uno de los escenarios exteriores de la película de Enrique Urbizu, "La Caja 507".


En la carretera que baja hasta Tarifa sentí un placer especial al pasar por el arcén a miles de coches que se encontraban atascados camino de las playas de la región a esas horas tan intempestivas... Siempre que me he visto metido en una parecida he pensado lo mismo: -"Si tuviera una bici...".

A pie de playa despidiéndome de mi fugaz compañera

En apenas 50 kms y poco más de dos horas de prueba pocas conclusiones se pueden sacar más allá de los datos puramente objetivos: peso, rigidez y estética. Todos ellos esta bici los pasa con sobresaliente. Lo que menos me satisfizo era quizá donde yo tenía más expectativas, el funcionamiento de la Lefty... Quizá hubiera necesitado más kms y otro tipo de ruta donde se pueda exprimir más su eficiencia. Desde luego, en las comparativas con las mejores horquillas del mercado sale muy bien parada. Por algo será, pero tras el breve test me quedo con la Fox.

En cuanto a la competencia que la Flash pudiera hacerle al S-Works que tengo como objetivo para lo antes posible, creo que el precio del cuadro suelto más la Lefty y la rueda delantera completa compatible con la horquilla monobrazo, hacen de esta máquina un deseo con un precio excesivamente elevado.

Pero en cualquier caso, quiero agradecer a Bruno y a Carlos de AOS Tarifa todas las facilidades que me dieron para probar este pepino, así como su trato, especial y exquisito. Desde luego han ganado un cliente que cae fielmente por aquellas tierras todos los veranos.

Y así terminó mi secuencia de salidas ciclistas por los montes que rodean Algeciras, con casi 490 kms y algo menos de 28 horas de tiempo robado al sueño, a los desayunos familiares y a alguna mañana de playa. Mucho más de lo que había previsto.

4 comentarios:

Pablo R. dijo...

¡Muy bien, si ya te tratan como a un Pro!, que suerte encontrar buenas tiendas bien atendidas en los sitios por los que uno se deja caer.

En cuanto a la Cannondale tiene un aspecto tremendo, mucho más cuando sabes lo que pesa.

La lefty (sin haberla probado nunca) y aún conociendo las buenas valoraciones que obtiene en test y comparativas, no puedo evitar una sensación de "yuyu" al ver que le falta una "pata". Por supuesto que sé que es un prejuicio absolutamente infundado y que con algo de rodaje se olvidaría muy rápido éste punto y seguro que funcionará muy bien.

jcXC , Erase and Rewind dijo...

Hiciste 41´ hasta el Pto de la Higuera y 1´20´´ más hoy ( 42´20´´)... ¿Pero en cuanto hasta el primer mirador?

pablo.bk dijo...

Pablo, efectivamente con mayor rodaje y por zonas con mayor estrés para la horquilla, la lefty debe funcionar muy bien, además de pesar muy poco, pero... a mi no me causó gran empatía, qué le vamos a hacer.

Jejejeeje, Juan Carlos ese dato era secreto a falta de hacerlo un día a tope. El primer día que me tomé tiempo lo hice en 18'30''

Ada dijo...

Jolín como nos cuidamos! buenas vacaciones compaginando family + btt + cannondale test! la verdad és que la Flash es preciosa, yo mejor no la pruebo, no sea que me guste, jijiji